delitos informaticos

5 delitos informáticos más comunes de lo que crees

A medida que la tecnología avanza, también lo hacen los crímenes. Los delincuentes cibernéticos pueden robar información importante de empresas y particulares. ¡Conoce cuáles son los delitos informaticos más comunes!

1. Sitios falsos

Existen sitios web que están diseñados para parecer exactamente un sitio web legítimo en el que confiar. Esto lo hacen para engañar y pedir que se dé información personal, como contraseñas de cuentas, direcciones, números de tarjeta de crédito, etc… Estos intentos normalmente se realizan a través de un correo electrónico, una dirección de correo electrónico falsa, imitando a otra persona o compañía.

2. Suplantación de identidad

Esto es a menudo lo que sucede cuando las estafas anteriormente mencionadas tienen éxito y alguien obtiene acceso a información personal. Una vez que un criminal obtiene la información que desea, puede potencialmente hacer compras de toda índole, tales como comprar o alquilar una vivienda, o incluso obtener empleo, todo mientras usa la información de otro. Esto puede potencialmente drenar una cuenta bancaria y/o arruinar el crédito de una persona. Tomará mucho tiempo arreglar el lío que este crimen crea, se debe presentar un informe policial, esperar a que el banco devuelva el dinero, cancele las tarjetas, ponga una alerta de fraude en todos los informes de crédito y hable con cualquier empresa afectada.

3. Hackeo ilegal

Incluso evitando las estafas mencionadas arriba, la gente seguirá intentando obtener acceso a cuentas personales. El delito aparece cuando un criminal esencialmente se ayuda de una computadora para robar información confidencial, y por lo general se trata como un crimen grave. Se puede evitar esto protegiendo con contraseña todo, usando contraseñas complejas con una mezcla de letras mayúsculas y símbolos y cambiándolas regularmente entre otras muchas medidas a considerar.

4. Extorsión

La extorsión está aumentando en los últimos tiempos, sucede cuando alguien utiliza Internet para extorsionar dinero de una persona o empresa. Esto sucede de varias maneras. Alguien puede tener acceso a información personal y amenazar con exponerla a menos que se les pague o incluso los delincuentes pueden llevar a cabo algún tipo de ataque cibernético y luego exigir el pago para detenerlo. Mantener las cuentas protegidas con contraseña y el software actualizado para frenar estos ataques son tareas que no se pueden dejar pasar.

5. Acoso

Mucha actividad en Internet es anónima. Desafortunadamente, esto puede conducir al acoso cibernético. A menudo afecta a los adolescentes. Es importante educar a los hijos en esta materia, decirles que no agreguen a personas que no conozcan en sus redes sociales, incluso si tiene amigos en común, y prohibirles el acceso a ciertos sitios web. La mayoría de los sitios de redes sociales tienen una función para bloquear a alguien que nos molesta. Si el acoso se convierte en amenazas, es posible emprender acciones legales. Las leyes están comenzando a ponerse al día con este tipo de casos y están incluyendo el acoso cibernético dentro de las leyes existentes de acoso.